El romance de Delgadina

 

Rey moro tenía tres hijas, y las tres como la plata,

y la más chiquitina Delgadina le llamaban.

Un día, estando en la mesa, su padre la remiraba.

─Padre ¿por qué me mira, por qué me mira usted a la cara?

─Porque tú vas a ser mi mujer, y tu madre la criada.

─ ¡No lo permitan los cielos, ni la Virgen soberana,

que una hija va a ser madre, y la madre la criada!

─Camarero, camarero, el de la llave dorada,

a mi hija Delgadina la metes en una sala.

Si te pide qué comer, carne de burro salada,

si te pide qué beber, agua de la mar salada,

y si te pide donde acostarse, en el suelo de la sala,

y de almohada, el poyete de la ventana.

Delgadina se asomó a la ventana, y vio a su hermana venir:

─ ¡Hermana, por ser mi hermana, súbeme una poquita de agua,

que de pura sed que tengo, a Dios le entrego mi alma!

─ ¡Delgadina, Delgadina, quítate de esa ventana,

que si padre rey te viera, morirías descampuzada!

Delgadina se quitó, más triste que consolada,

con lágrimas de sus ojos, toda la sala la regaba,

y con su trenza de pelo la barría y la fregaba.

A otro día ya no podía más, y se asoma a la ventana,

y vio a su madre que venía, con una jarra de agua.

─ ¡Madre, por ser mi madre, súbeme un poquito de agua,

que de pura sed que tengo, le entrego a Dios mi alma!

─ ¡Delgadina, hija mía, quítate de la ventana,

que si padre rey te viera, morirías descampuzada!

Delgadina se quitó, muy triste y desconsolada,

y con la trenza de su pelo barría la sala y la fregaba.

A otro día se asoma y vio a su padre que venía:

─ ¡Padre, padre, por ser mi padre, mándame una gota de agua,

que de pura sed que tengo, a Dios le entrego mi alma!

─ ¡Camarero, camarero!, el de la llave dorada,

llévale a mi hija una jarra de agua;

no la subas la de oro, ni tampoco la de plata,

súbele la de cristal, que se le refresque el alma.

Pero cuando llegó, ya Delgadina aspiró;

las campanas del infierno a su padre redoblaban,

y las campanas de la gloria para Delgadina doblaban.

 

Mary Nelux

#revistacuentame

#cuentameunaleyenda

#cuentameunromance