Miau, de Benito Pérez Galdós.

Género: novela

Entre las lecturas obligatorias de instituto solía estar siempre alguna novela de Galdós. Hoy os propongo retomar la lectura de este autor canario con Miau. Miau (1888) es la historia de un cesante, es decir, un funcionario privado de su empleo y a la espera de un nuevo puesto. La situación recuerda a la de los actuales interinos, aunque no es exactamente la misma. El cesante es Ramón de Villaamil, un personaje que ya aparece como secundario en Fortunata y Jacinta. Con sus escasos recursos económicos se hace cargo de su mujer, su cuñada, su hija y su nieto Luisito, un niño muy piadoso que tiene visiones de Dios. Luisito es huérfano de madre y su padre, Víctor, aparece súbitamente y se convierte en un elemento desestabilizador en la familia que va adquiriendo relevancia a medida que don Ramón va perdiendo las esperanzas de recuperar su puesto de funcionario.

 

El título de la novela va adquiriendo numerosas interpretaciones a medida que esta se va desarrollando, desde el mote con el que se conoce a las despilfarradoras mujeres de la familia, pasando por el acrónimo del plan económico de Villaamil para la Hacienda pública (Moralidad, Income tax, Aduanas, Unificación de la deuda) hasta una de las exhortaciones finales de Villaamil («Muerte… Infamante… Al… Ungido…»).

En la novela las descripciones de la burocracia pueden resultar tediosas, aunque dan cuenta de que la administración española no ha cambiado tanto desde entonces como cabría esperar. Para mí, este relato tiene dos momentos impagables. El primero es la descripción de la algarabía a la salida de un colegio con la que comienza el libro; el segundo es el quijotesco soliloquio (o «monólogo desordenado», como prefería llamarlo Galdós) de Villaamil al final de la novela. Villaamil aparece como un personaje a medio camino entre Don Quijote y el Max Estrella de Valle-Inclán y es ahí donde esta novela merece un lugar de honor en la literatura española.

EVALUACIÓN: RECOMENDABLE

 

Gato Valdelvira

#cuentameuncuento

#cuentameunlibro

#cuentamemiau

#todoslosgatossonpardos