Jean Giraudoux: “Existen verdades que pueden matar a un pueblo”.

En Algún momento de vuestra existencia os habréis preguntado y cuestionado acerca de lo que hacemos aquí en la vida, sobre quién nos creó y a su vez, quien creó nuestro planeta.

Dudas y preguntas variadas que aparecen una y otra vez en nuestra mente, pero que dejamos de lado para seguir ensimismados en el ritmo de vida que nos marcan.

Cuestiones como porqué debemos trabajar, quienes han creado las leyes, porqué los reyes son reyes, quien comienza las guerras o porqué tratan constantemente de engañarnos como lo hacen los medios de comunicación.

¿Dudas razonables verdad? Pero estoy seguro que más de uno de ustedes se haya hecho preguntas más retorcidas, tabú en círculos de amistades o familia por el que pensarán de nosotros.

¿Existen seres de otros planetas con una tecnología millones de años más avanzada que la que tenemos en la tierra? ¿Qué lejos está la ficción inverosímil que vemos en algunas de las películas de estreno en el cine? ¿Existió realmente aquello que llaman Antártida? ¿Hay realmente una re encarnación? ¿Los Illuminati gobiernan realmente el mundo? Y un sin fin de preguntas de este estilo que según a quien se lo cuentes te podrán tomar por loco.

 

Con este primer artículo quiero que os paréis a pensar en todo aquello que no os cuadra del mundo en el que vivimos, y que juntos investigaremos para que cada uno pueda obtener su propia conclusión. Buscaremos la verdad detrás de la “verdad” que quieren que creamos aquellos que nos gobiernan.

Ahondaremos en temas que casi no existen en la red, censurados y apartados para que no hagan ruido, y así los ciegos podamos seguir sin ver.

Desde que era pequeñ@, me ha llamado poderosamente la atención el asunto de la vida “extraterrestre”: jamás creí que estuviéramos solos en el universo. Por ello empecé analizar todos y cada uno de los textos sagrados, buscando una correlación, una explicación. También investigué acerca de las construcciones milenarias existentes por todo el mundo (Sumeria, Egipto, Incas, Mayas, …) con caracterizaciones similares pero ubicadas en distintas épocas y lugares sin conexión ninguna. En donde la teoría oficial nos da una argumentación un tanto “ilógica” y es lo que “debemos de creer”.

Los resultados y descubrimientos han sido asombrosos, no solo por mí, sino por cientos de investigadores mucho más capacitados que yo, y muchos de los cuales hoy día fallecieron en extrañas circunstancias. ¿Casualidad?

Para ir activando vuestro sentido crítico, una foto:

¿Qué os parece este cráneo excavado? Montaje, ¿verdad?

O al menos es lo que queréis creer, o mejor dicho, quieren que creáis…

Bienvenidos a CUENTAME…. LA VERDAD

#revistacuentame

#cuentamelaverdad

#cuentameconspiración