La vida sigue igual

Ayer jueves 21 de diciembre fueron las tan esperadas elecciones catalanas. Desde nuestra revista, siempre queriendo mantenernos al margen de política (para así poder mantener una línea totalmente imparcial), hemos considerado que realizar un análisis numérico de los resultados, observando comparativas con las elecciones pasadas de 2012 y 2015, será bueno para que los lectores puedan tener una visión global de los resultados, que posiblemente afecten en los próximos meses a la política y economía de España en general.

 

DATOS BÁSICOS QUE DEBES CONOCER

Cataluña tiene una población en derecho de voto de 5.553.983.

Votaron el 81,94 % de los catalanes llamados a urnas, un 7% más que en 2015 (74,95%).

En juego están 135 escaños al parlamento catalán, por tanto, la mayoría absoluta se obtendría con la mitad +1 de los escaños, es decir, 68.

 

RESULTADOS ELECCIONES ANTERIORES (2015)

El tripartito formado por la coalición Junts x si (PDCat y ERC) y CUP obtuvieron 72 escaños (47,74% votos), suficientes para gobernar durante los dos años. Un resumen de los datos sería:

RESULTADOS ACTUALES- 2017

En los resultados de ayer, el partido con más votos y escaños fue Ciudadanos, aunque lejos de poder formar una mayoría con partidos considerados “constitucionalistas”, y teniendo (en caso de darse) una mayoría ajustada por parte del tripartito anteriormente comentado (JxCAT, ERC, CUP), con 70 escaños.

ANALISIS RESULTADOS

Una vez vistos los resultados anteriores y actuales: obtenemos la siguiente tabla de evolución de votos y escaños en los último 5 años:

 

–          Las 3 fuerzas llamadas “independentistas”, desde 2012, han tenido la mayoría de escaños, pero se deja ver que sus % de votos (47,84-47,74-47,49) siempre han sido muy parecidos, lo que estadísticamente nos indica que dentro de la población catalana hay un % en torno al 47,5-48% que cree en que Cataluña puede ser un país.

–          Casualmente, el número de escaños se ha ido reduciendo poco a poco, pasando de los 74 en 2012 a los 70 en 2017, a pesar de la mayor participación en los últimos comicios (un 12% más respecto a 2012), de lo que obtenemos que la población indecisa que ha participado ha tendido apoyar otro tipo de ideología política no ligada al independentismo.

–          El bloque “constitucional” desde 2012 hubiese obtenido una evolución % de votos de: 2012(35 % votos– 48 escaños)- 2015(39,61 % votos –52 escaños)- 2017(43,49% votos—57 escaños). Estos valores indican una tendencia alcista al interés de parte del pueblo catalán por seguir perteneciendo a España.

–          El % de votantes del PSOE se mantiene más o menos estable, rondando el 14% en los últimos 5 años, lo que refleja que un % de la población catalana es fiel esta ideología.

–          El gran triunfador, no solo de estas últimas elecciones sino en los últimos 5 años, ha sido lugar a dudas Ciudadanos, al pasar de 9 (2012) a 25 (2015) y 37 (2017), cuadruplicando así su número de escaños y casi de votantes.

–          El gran perdedor de estas elecciones, el PP. Una fuerte caída de los 19 escaños cosechados en 2012, a únicamente 3 en estas últimas. Pierde un tercio de sus votantes, muchos de ellos han ido a parar a manos de ciudadanos. La política general realizada por el PP en España no esta gustando, y los resultados hablan por sí solos.

 

CONCLUSIONES

Los resultados creo que son claros: La vida sigue igual.

El movimiento independentista en los últimos 5 años ha cosechado siempre en las urnas un 47,5 % de los votos, y debido a la ley electoral que tenemos, es suficiente para que puedan gobernar el parlamento catalán. Se ve una ligera tendencia a la baja en los últimos años (74 a 70), que podría provocar la perdida de esa mayoría en las próximas elecciones.

Por su parte el movimiento “constitucional” (por llamarlo de alguna manera), ha tenido un crecimiento en los últimos 5 años del 20 % en votos, que coincide con la tendencia positiva de intención de voto (12 % más de votantes), situándose en esta última elección en 43,49%, a solo 4 puntos del bloque independentista.

La situación catalana parece que se alargará en el tiempo, cada uno dirá que ha ganado, pero la realidad es que hay una fractura clara al 50% en la población catalana, y las medidas y sucesos que ocurran en los próximos años serán las que decidan que lado de la balanza se impondrá.

 

Kike Guardia

#revistacuentame

#cuentamelaverdad

#cuentameCataluna21D