Bestiario, de Julio Cortázar

Hoy los invito a descubrir a Julio Cortázar (Nacido en Bruselas, pero argentino por adopción), luego de un libro de poemas que definió “muy mallarmeano”, y una obra teatral, publicó Bestiario en 1951.

Creo que la mejor manera de acercarse a este precursor de la literatura fantástica del siglo XX, es comenzar por éste, su libro de cuentos, muchos de ellos gestados durante su niñez y adolescencia en Banfield.

 

Poco a poco, Cortázar nos adentra en su universo de doble faz donde el tiempo tiene reverso, donde descubrimos la sombra de la realidad que anida en nuestro interior entre conejitos, tigres y bombones…

La puerta de entrada al libro es la puerta de Casa tomada, el primer relato, a través de una vida rutinaria, casi intrascendente, nos sorprende con la inacción cotidiana de tejidos interminables y estampillas raras con olor a naftalina.

Alguien nos cuenta con un nosotros, con un Irene y yo, cómo la casa no los dejó casarse, cómo su demandante rutina llenó la vida de dos hermanos solterones que temen que sea demolida cuando ellos ya no estén para cuidarla.

Todo transcurre en un enorme caserón familiar que da a dos calles, el ala sobre Rodríguez Peña es la de la biblioteca, la de los recuerdos familiares, la que obliga a su limpieza escrupulosa cada amanecer y será la primera en ser “tomada”, sin embargo, pese a los bienes perdidos, pronto los habitantes de la casa se acostumbran a su nueva vida.

No tardan en encontrar beneficios: se simplificó la limpieza y no es necesario levantarse tan temprano, los objetos que quedaron “del otro lado” se añoran, pero pronto la nueva rutina completa los días: Irene teje y desteje cual Penélope y Yo… me puse a revisar la colección de estampillas de papá

 No voy a contar el final, pero queda en ustedes, página a página, descubrir el implacable bestiario que habita en vuestro interior.

Recomendación: al descubrirlo, ¡cerrad la puerta y tirad la llave en la alcantarilla!

Evaluación: IMPRESCINDIBLE

Alicia Zabaleta

#revistacuentame

#cuentameunlibro

#cuentameBestiario